Polémica por la cifra de heridos durante el referéndum en Cataluña

La cifra y gravedad real de los heridos que dejó la acción policial durante el referéndum independentista del domingo en Cataluña abrió hoy un nuevo frente de conflicto entre las autoridades de la región y el Gobierno central español.

El "Govern" catalán aseguró que 893 personas resultaron heridas el domingo en los enfrentamientos con la Policía que tenía orden judicial de impedir la votación, pero el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy tachó de "gran farsa" ese dato.

La polémica no es menor: la abultada cifra de heridos y las fotos que apuntan a excesos en la actuación de algunos policías llegaron a las portadas de diarios de todo el mundo en un momento en que Cataluña busca respaldo internacional a su posible declaración de independencia.

"La cifra engloba a todas las personas que tuvieron que recibir tratamiento en ambulancias, centros de salud o servicios de emergencia en hospitales", detallaron a la agencia dpa fuentes de la Consejería de Salud en Cataluña.

Según las mismas fuentes, la "inmensa mayoría" tuvo que ser atendida por contusiones, pero también hubo desde cortes o fracturas hasta crisis de ansiedad o mareos, todo incluido en esos casi 900 heridos.

"No hay polémica alguna. Son los mismos criterios que se aplicaron para contar los heridos de los ataques terroristas", añadieron desde la Consejería sobre los ataques yihadistas que el 17 y 18 de agosto dejaron 16 muertos y más de 130 heridos en Barcelona y Cambrils.

De esos 893, cuatro pasaron la noche del domingo al lunes en el hospital. Dos fueron dados de alta hoy: uno que quedó en observación por un golpe en la cabeza y otro que tuvo que ser operado por una sección en el tendón de un dedo.

Los otros dos siguen internados. Se trata de un hombre con una herida en el ojo producida al parecer por un proyectil de goma lanzado por la policía antidisturbios y otro hombre de 70 años que sufrió un infarto durante los incidentes.

Basándose en esos datos, el líder de la entidad independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, dijo que "el balance de heridos no existe en Europa desde la Segunda Guerra Mundial". Pero el PP de Rajoy vio muy diferente la situación.

El coordinador general de la formación conservadora, Fernando Martínez Maíllo, calificó el lunes de "farsa" el referéndum celebrado pese a la prohibición del Constitucional español, "sin censo, sin comisión electoral" y con gente votando "diez, 12, 14 veces".

"Un auténtico fraude, una auténtica manipulación. Igual que la de los 800 heridos. Todo una gran farsa, una gran mentira", agregó Maíllo. El coordinador sí deseo una rápida recuperación a los "heridos de verdad", que cifró en los cuatro hospitalizados.

El consejero de Salud de Cataluña, Toni Comín, respondió hoy anunciando que presentará una demanda civil contra el coordinador por poner poner en duda la cifra.

También contribuyó al debate uno de los testimonios más crudos y difundidos tras los disturbios del domingo: el de una joven que aseguró que los policías le habían roto "uno a uno" los dedos de una mano y que uno de ellos le tocaba "las tetas mientras se reía".

La alcaldesa de Barcelona, la izquierdista Ada Colau, denunció por eso abusos sexuales de los agentes durante los incidentes. Sin embargo, la misma joven aclaró luego en la televisión pública catalana que en realidad no tiene ningún dedo roto, sino una inflamación (capsulitis) en una de las articulaciones.

Las imágenes de los violentos enfrentamientos entre votantes y policías que tenían orden judicial de impedir la votación llegaron a la portada de diarios de todo el mundo y generaron una amplia condena internacional, además de preocupación entre otros líderes europeos.

El tema será discutido mañana en el Parlamento Europeo. La Comisión Europea, que insistió en dar su apoyo al Gobierno español ante el desafío secesionista en Cataluña, alertó de que "la violencia nunca puede ser un instrumento en política" y pidió diálogo a ambas partes.

DPA
Author: DPAWebsite: https://www.dpa-news.deEmail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
Agencia Internacional